AFTER SUN

AFTER SUN

De la misma manera que es importante usar un protector solar cuando expones tu piel al sol, un producto After Sun es vital para lograr un bronceado uniforme y una piel sana. Nuestros nutritivos productos After Sun refrescan e hidratan la piel. La piel dañada por el sol queda suave y sedosa.

La piel tras la exposición solar

Usar productos de protección solar debería ser parte de tu rutina en verano, no solo antes de tomar el sol, sino también durante y después de la exposición. Mientras que una leche solar, un spray solar o un protector solar protegen la piel de una excesiva radiación UV, el after sun refresca y calma la piel irritada después de la exposición al sol. Tomar el sol deshidrata la piel, y el cloro y el agua salada representan una amenaza adicional. Los productos after sun proporcionan alivio y un agradable efecto refrescante sobre la piel. El excelente cuidado que aporta el efecto refrescante hace que los productos after sun sean un elemento indispensable de tu rutina de belleza en verano. ¿Puede una loción after sun ayudarte a mantener el bronceado por más tiempo? Sí, el cuidado y la hidratación de un producto after sun garantizan un bronceado más duradero. Las células de la piel seca mueren más rápidamente, lo que contribuye a que desaparezca el bronceado. La aplicación regular de un producto after sun ayuda a combatir este problema.

Cuidado after sun: loción para la piel después de tomar el sol

Después de un largo día bajo el sol estival, la piel necesita todo la ayuda posible. La radiación UV estresa la piel, secándola y provocando una sensación de tirantez y ardor. Los productos After Sun de NIVEA proporcionan ayuda inmediata y un refrescante alivio. Los ingredientes y las fórmulas de cuidado especialmente desarrolladas son ideales para pieles sensibles, ayudan a restaurar la barrera protectora natural de la piel y promueven su regeneración y relajación como parte de tu rutina de cuidado after sun. Su textura ligera y refrescante permite una aplicación suave y eficaz de los productos after sun, algo particularmente importante para la piel irritada y sensible. Además de utilizar los productos After Sun de NIVEA, hay mucho más que puedes hacer por tu piel tras la exposición solar: mantente a la sombra y a continuación retira la leche solar, la arena, la sal o el cloro de tu piel con una ducha de agua tibia. Utiliza una toalla para secar la piel con suavidad, evitando frotar con fuerza. La luz del sol no solo afecta a la piel, también castiga tu cabello, que necesita un cuidado especial. Un champú muy nutritivo o un tratamiento capilar proporcionarán a tu pelo, que ha sufrido la exposición al sol, cuidado de larga duración y lo mantendrán suave y saludable.

After Sun o loción corporal: ¿cuál es la diferencia?


Los agentes atmosféricos, como el sol, el viento o el agua privan a la piel de hidratación, mientras que la radiación UV castiga la piel y provoca sensibilidad e irritación. A diferencia de una loción corporal o un Body Milk, los productos After Sun contienen fórmulas específicas de cuidado que no solo devuelven la hidratación a la piel, sino que además la calman y la refrescan. Este efecto refrescante proporciona alivio inmediato y deja una agradable sensación en la piel tras una exposición continuada al sol.